Tu signo en el Trabajo

0 Comments

Tu signo puede estar perjudicándote en el trabajo.

¿Te has puesto a pensar que ciertos rasgos de tu signo zodiacal pueden afectar tu vida laboral? Tarot Esperanza Mía te lo explica.
La astrología revela muchos detalles de nuestra personalidad, signo por signo y, por supuesto, esto también aplica a nuestra vida laboral. Algunos destacan realmente en su vida laboral (como Capricornio, por ejemplo) y otros… mejor lo dejamos ahí.
Pero esos rasgos que nos definen en nuestra personalidad, con todos sus pros y contras y que tanto nos pueden encantar o fastidiar, también pueden ser motivo de preocupación a la hora de vernos inmersos en un ambiente de trabajo.
¿Qué personalidad puede estar afectando nuestro desempeño laboral? Tal vez sea nuestro temor a hablar en público, nuestro carácter explosivo o terco, o hasta aquel que es demasiado sensible y por todo se indigna. ¡Ten cuidado! Miremos signo por signo.
ARIES
Son de los más entusiastas, apasionados y energéticos del Zodiaco, lo cual es una gran ventaja pero también puede ocasionarles problemas cuando los demás los ven como altaneros, arrogantes o simplemente, una gran molestia que busca solo lo mejor para él.
Regidos por Marte, el dios de la guerra, pueden ser muy conflictivos y ponerse a pelear con algún compañero o su jefe por cualquier nimiedad, por lo que deben practicar ser más tolerantes y mostrarse más amables y dulces, para ganarse más amigos. Recuerden que el respeto se gana, no se exige.
TAURO
Son gente muy profesional, confiable, paciente y muy persistente en sus labores. No les gusta para nada crear dramas o conflictos en el trabajo, así que suelen evitarlo, pero cuando les gana la terquedad, el recelo o la envidia, pueden volverse inflexibles y es algo en lo que tienen que trabajar.
GÉMINIS
Ya sabemos que a ellos les encanta hablar y hablar, por aquello de estar regidos por Mercurio, el planeta de la comunicación. No obstante, puede ser un arma de doble filo. Por una parte pueden usar sus grandes dotes para entablar buenas relaciones con sus jefes y compañeros e ir solucionando de la mejor manera algún conflicto.
Pero por otra parte, un Géminis puede estar hable y hable con quien sea o de lo que sea que podría afectar su desempeño laboral. Ya sea porque se va retrasando en sus labores y responsabilidades o porque sus palabras los meten en problemas. Hay que saber cuándo callar y cuándo no, así como organizar bien su agenda y cumplir los objetivos diarios.
CÁNCER
Como las “mamás” del Zodiaco, son muy cariñosas, amables, protectoras, con un grado alto de empatía, simpatía e intuición. No obstante, sus emociones pueden variar y ser un tanto extremas, dependiendo de cómo se sientan durante el día – sobre todo cuando llegan las presiones laborales.
Por eso, deben aprender a no tomarse las cosas tan en serio y a nivel personal. Además, algo bueno de un Cáncer en el trabajo es que son los reyes del ‘multitasking’. Pueden enfocarse en muchísimas cosas a la vez, lo cual deben cuidar para que tanta presión no les explote al final del día.
LEO
Son grandes líderes y con altas dosis de creatividad, entusiasmo y organización, pero por otra parte también pecan de soberbia y de creer que todo gira alrededor suyo. Deben dejar a un lado su ego para reconocer cuándo es tiempo de destacar por cuenta propia y cuándo hay que trabajar en equipo para sacar el negocio adelante.
Es una labor particularmente difícil para un Leo de ver más allá de lo que su ego y conciencia le ponen enfrente, por lo que unas buenas lecciones de empatía, simpatía y amabilidad podrían llevar su liderazgo a un mejor destino entre sus compañeros, quienes pueden reprocharles que sólo velan por su propio beneficio.
VIRGO
Son demasiado organizados y disciplinados, pero su perfeccionismo puede rayar en obsesión. Suelen preocuparse de más por estar dándole mil vueltas al asunto y eso puede afectarles en su trabajo. Deben confiar en sus grandes habilidades y dejar que su excelente trabajo hable por sí mismo.
LIBRA
Su gran afición de ser justos los lleva a buscar un equilibrio perfecto entre su vida personal y laboral. Por eso, siempre serán vocales si sienten que los están tratando distinto que otros – o que un compañero está trabajando menos que otro, por ejemplo, por lo que su confianza en su juicio puede acarrearles muchos conflictos en la oficina.
No obstante, a un Libra usualmente le encanta trabajar en equipo porque se alimenta de la energía, actitud y puntos de vista de los demás. Así aumenta su experiencia y siente que aprende más. Eso sí, que sienta que todos estén aportando lo mismo al proyecto.
ESCORPIO
Son demasiado apasionados, ambiciosos y determinados, por lo que pueden llegar a parecer agresivos en la oficina. Para asegurarse que los demás no los vean como una amenaza (aunque él pueda preferirlo así), sugerimos que tome ejercicios de meditación, respiración profunda y mucha empatía y actitud positiva, nada de malas vibras.
SAGITARIO
Son demasiado inquietos, y sus ganas de estar en la constante aventura, descubriendo nuevos horizontes y aprendizajes, puede ocasionar a veces que no parezcan tan comprometidos en su trabajo actual. Puede ser una actitud de ‘sin cuidado’ que los haga ver informales y poco interesados en ayudar a cumplir los objetivos de la empresa.
Curiosamente, un Sagitario puede ser que tema encargarse de hablar en público, presentando algún proyecto o negocio. Si esto ocurre, recomendamos tomar de sus experiencias y aventuras para sentirse lo más cómodos posibles ante cualquier autoridad y poder explayarse con su inigualable simpatía y carisma ante un público más ‘formal’.
CAPRICORNIO
Son demasiado profesionales, disciplinados, pacientes y cuidadosos en todo lo que hacen a nivel profesional, pero también pueden rayar en lo ambicioso, pedante y hasta pesimista. Una línea que deben cuidar es que también uno puede divertirse en el trabajo y no todo debe ser cuadrado o formal. Hay que relajarse un poco y tener sentido del humor.
ACUARIO
Tienen un alto grado de empatía, lealtad y compasión, así que suelen ser muy buenos compañeros de trabajo, que saben delegar responsabilidades y ganarse a sus compañeros. No obstante, también pueden perder un poco su enfoque y ser un tanto distraídos, por lo que pierden concentración y llegan a equivocarse. Trabaja en tu ‘multitasking’.
PISCIS
Con su alto grado de sensibilidad, son muy inquietos y creativos. Suelen concentrarse mucho en lo que están haciendo, pero luego pueden resultar un enigma para sus jefes y compañeros. ¿Está realmente trabajando o está perdido en su propio mundo?
Por eso, un Piscis debe trabajar en su seguridad y autoconfianza para integrarse al resto de sus compañeros, ya sea en labores de equipo, mejorar su comunicación y no parecer tan ‘misterioso’ o perdido en su propia burbujita. Además, como son tan sensibles, no dejar que las emociones le ganen. Una cosa es el trabajo y la otra lo personal.

Categories:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button